La furgo de papá

¡Disfrutando en familia!

Hace tres semanas que no salimos en furgo.
Helena y Leo han estado en Zaragoza y yo he aprovechado para hacer cosillas en casa en el tiempo libre…
Y el otro día, por fin arrancamos motores y salimos a disfrutar del día libre!!!!!!!
En verano todo es mucho más complicado a la hora de pernoctar pero siempre encontramos un rinconcito chulo y tranquilo para desconectar del curro 🙂
Nada más llegar, ¡sorpresa! 
Helena siempre se queja de que las sillas que llevamos son muy incómodas y que le duele mucho la espalda así es el otro día le puse solución.
Navegando por la web encontré una página de productos de camping con muy buena pinta y ¡oh, qué ven mis ojos! Sillas plegables deluxe de oferta.
Y ahí que me lancé, jeje
Os dejo enlace por si os apetece echar un vistazo, ¡las sillas son la leche!

Ahí tenéis a Helena con cara de ¡así sí!, jajajajajaja
Lo mejor de todo es que conseguí que no me pillara. La tía es especialista en pillar cualquier sorpresa que intento hacerle arggggggg!
Pasamos una tarde de 10. Bajamos a la playa a dar un bañito, jugamos a carreras de coches, fuimos a buscar pájaros y animales varios, vimos las estrellas…
Y lo más importante de todo es que siempre intentamos dejar la zona más limpia de como nos la hemos encontrado 🙂
Y es que sí, en furgo todo mola más!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This